Orkidstudio, Proyecto Nakuru en Kenia

Situado en un enclave agrícola a las afueras de Nakuru —la tercera ciudad de Kenia—, este hospicio para niños abandonados de la etnia Kikuyu se ha construido en ocho semanas gracias a la colaboración de hombres y mujeres locales con jóvenes arquitectos voluntarios.
El centro colinda con muchas casas de hormigón y piedra que están sin terminar debido a la situación económica de sus dueños. Por ello, en este orfanato, erigido con técnicas constructivas tradicionales y materiales del entorno, no sólo se pretende crear un nuevo hogar para niños, sino también enseñar a la población local a aprovechar un material tan abundante como la tierra, envasándola en costales que, colocados como si fuesen ladrillos de gran tamaño, crean paredes anchas y duraderas con gran inercia térmica. Por su parte, la piel exterior se ha diseñado para aprovechar un subproducto del procesamiento de chapa, la madera, un material que a menudo se desecha como residuo pero que aquí se ha utilizado en pilares y celosías.
El nuevo hogar infantil es también un símbolo del rechazo hacia los típicos orfanatos africanos, donde los niños duermen en masa en grandes dormitorios. Reduciendo la capacidad de cada habitación a sólo cuatro plazas y dotando al edificio con espacios comunes grandes y luminosos, el Proyecto Nakuru es un lugar que ofrece a los niños la posibilidad estudiar, leer o simplemente relajarse.

Arquitectura Viva 171

Orkidstudio

Deja un comentario

Nombre *
Correo electrónico *
Web